Si uno se encuentra buscando un seguro y revisa información en la web, es probable que se encuentre con comentarios de personas que han tenido malas experiencias usándolos. Muchas de estas experiencias se remiten a un solo punto: Los seguros no pagan.

¿Es esto verdad? Sí y no. Mucha gente ha tenido malas experiencias con los seguros porque los contratos son complejos y difíciles de entender, entonces las personas no identifican correctamente sus términos y condiciones (las famosas letras chiquitas) y al intentar cobrarlo se llevan grandes sorpresas. Pero esto no quiere decir que los seguros no paguen o que sean un fraude, sino que justamente esos términos y condiciones permiten que las aseguradoras puedan cumplir con sus obligaciones cuando así lo amerita.

Recuerda que las aseguradoras están reguladas por autoridades como la Condusef y por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, por lo que no pueden decidir simplemente no pagarte. Si toda tu información es correcta y la razón de tu solicitud cumple los términos y condiciones de tu seguro, no deberías tener ningún problema con el cobro.

Es bien importante tomar en cuenta estos puntos antes de contratar un seguro:

  • Nunca mentir o tratar de engañar a la aseguradora, incluso desde que se solicita el seguro. Por ejemplo, saber que uno tiene una enfermedad y no declararla al adquirir un Seguro de Gastos Médicos Mayores, puede traer problemas a futuro.
  • Buscar asesoría de calidad o productos de seguros sencillos como los que ofrecemos en Súper, en los que buscamos que las condiciones estén claras desde que cotizas.
  • Tener una buena planeación del gasto para mantener activos esos seguros esenciales que te ayudarán a enfrentar momentos complicados, como son Vida, Salud y Hogar.
  • Siempre verificar que la compañía de seguros esté debidamente registrada en la Condusef o en el caso de un broker, que cuente con su cédula de agente.
  • También puedes buscar reseñas en Google o en redes sociales, e incluso contactar al equipo de soporte de la compañía aseguradora, justo para corroborar qué el servicio al cliente sea el que esperas.

Seguros complicados requieren explicaciones complicadas: En Súper buscamos crear seguros simples y fáciles de usar, para que no tengas que preocuparte por las letras chiquitas. Conoce nuestros seguros aquí.